sábado, 7 de enero de 2012

Pulpitos a la marinera

   Vivo en un lugar de costa donde el aire huele a mar y en  casa siempre hemos sido muy aficionados a él y a todo lo que nos dá , pescado,  marisco , bivalvos y cefalopodos. Me gusta todo lo que nos dá el mar. De pequeña en verano cada tarde iba con mi padre a la playa y pescabamos, él iba a las rocas a coger pulpos y yo me quedaba en la orilla rastrillando la arena  recogiendo coquinas, recuerdo haber llenado el cubo de hacer los castillos de arena de estos bivalvos y también cogiamos mejillones y cornetas(caracolas),etc...y al llegar a casa preparabamos nuestros inmensos aperitivos veraniegos... Que recuerdos...






                  Ingredientes
  • 1 kg de pulpitos
  • 2 cebollas medianas
  • 4 ajos picados
  • 200 gr de salsa de tomate frito
  • 1 vasito de coñac 
  • 2 vasos de vino blanco
  • 1 vaso de caldo de pescado o una pastilla de caldo concentrado
                Preparación

       Primero pongo los pulpitos a hervir 10' a la olla expres, si no tenemos olla expres podemos hervirlos unos 25' en una olla normal. Por otro lado pongo una sartén con aceite y cuando está caliente añadimos los ajos, las cebollas cortadas juliana y cuando estan pochadas añadimos el sofrito, lo dejamos un ratito y cuando esta el tomate caramelizado le añadimos la copita de coñac,esperamos que evapore y ponemos los pulpitos, removemos y añadimos el vino blanco, dejamos cinco minutos más y echamos el caldo, dejamos cocer hasta que esten tiernos.


           

4 comentarios:

  1. Milu. Lo primero felicitarte el año y lo segundo que este plato me parece una gozada, es muy de mi estilo, yo también vivo en una bahía rodeado de playas y que maravilla chica, no podría vivir lejos de el mar y mucho menos de sus frutos, jajaja¡¡¡, esa salsa debe de pedir como tres quilos de pan....mejor aún.
    Un abrazo y hasta la próxima.

    Pedro

    ResponderEliminar
  2. Deliciosos, los probé parecidos en el Sur, la pena es que aqui en León no los encuentro,jejej besines Milu

    ResponderEliminar
  3. Hola Milu, me alegro de conocer tu cocina, la verdad es que el universo bloguero gastronómico es ilimitado y a uno le entra el "estrés" por no poder corresponder a los compañeros en forma de generosos comentarios como realmente nos gustaría.

    Como buen gallego, te confieso que al menos en A Coruña no es frecuente ver pulpitos en la plaza, reconozco que es un manjar porque los he degustado en Cádiz pero............-no soy ecologista fanático - no cave duda de que lo ideal es que estos pequeñines llegaran a convertirse en ejemplares adultos; ¡que malo soy!; ¡qué crítico soy!, no de verdad, te cuento:

    Nosotros solíamos veranear en Vicedo-primer premio provincial de embellecimiento-, un bonito pueblo costero de la provincia de Lugo del que estamos enamorados. Por las mañanas, nos levantábamos y solíamos largar lo que por estas tierras denominamos "la rapeta"-año 1981 +/--, una especie de red en forma de parábola que se largaba desde una pequeña embarcación y se recogía a mano desde tierra. En la red como te podrás imaginar venía de todo-pequeños salmonetes de 5 cm,lenguados,parrochitas,etc- y sobre todo, muchos pescaditos pequeñines :(. Los marineros escogían los chipirones principalmente y lo demás lo despreciaban.
    Nosotros nos poníamos las botas con aquellos pequeñines porque nos daba dolor de corazón tirarlos al mar.

    Yo me encargaba de tener preparada la sartén con un buen aceite de oliva, mis compañeros me subían a la tienda de campaña aquel manjar y nos poníamos las botas con buen pan gallego y un tinto rico, rico que bebíamos en bota; ¡qué tiempos aquellos!.

    En fin, vaya royo te he soltado Milu para ser la primera vez que visito tu cocina pero me he encontrado muy a gusto y así lo siento y así lo expreso.

    Besos y gracias por compartir.

    ResponderEliminar
  4. Los acabo de cocinar, buenísimos me han salido, no tenía vino blanco y he mezclado, el coñac, con un tanto de jerez seco. ¿Quizá con un pelín de pimienta? Lo probaré la siguiente vez y lo comento. Gracias y un abrazo: Manuel, cocinillas

    ResponderEliminar